Compartir

La tensión sigue rondando el entorno del Atlético Bucaramanga. Como si no hubiese sido suficiente la crisis que se vivió en la lucha por el descenso, ahora se suman amenazas de muerte contra jugadores, e intimidaciones contra un sector de la prensa deportiva.

La grave situación, que ya es investigada por la Policía Judicial, se presentó este miércoles en horas de la mañana, luego de que un grupo de supuestos hinchas del Atlético Bucaramanga se agolpó en la carrera 29 con calle 45, en inmediaciones del gimnasio donde el equipo se ejercita.

“Empezaron a insultar a varios compañeros, con acusaciones delicadas. Se quejaban supuestamente por el rendimiento. Ahí empezaron las intimidaciones”, relató un jugador.

En ese lugar, varios periodistas que presenciaron la situación, fueron intimidados por los hinchas, quienes además de amenazarlos, les impidieron realizar grabaciones de lo que ocurría.

En medio de la tensión que se vivió allí, un grupo de siete jugadores, en dos vehículos, lograron  retirarse del gimnasio y se dirigieron a las oficinas del Club, ubicadas en el Centro de Bucaramanga.

Allí nuevamente se repitió la situación y cuando los jugadores se retiraban de las oficinas fueron nuevamente hostigados por el mismo grupo de hinchas, que volvió y los amenazó con agredirlos con cuchillos.

“Volvimos a subirnos a los dos carros. Ya nos dirigíamos a nuestras casas pero en vista de que los hinchas nos empezaron a seguir en motocicletas, optamos por ingresar a un centro comercial de Cañaveral, donde nos refugiamos”, relató uno de los jugadores.

Finalmente, la Policía llegó hasta el centro comercial donde estaban los jugadores y los hinchas se retiraron del lugar. Por lo pronto, la Policía Judicial está investigando el caso, con el fin de identificar a los autores del hostigamiento y las amenazas de muerte contra el grupo de jugadores.

VANGUARDIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here