290 toneladas de partículas contaminan el aire cada año en Bucaramanga

Si en ocasiones ha sentido cierta densidad del aire o ha observado ‘nubarrones’ de humo que opacan el horizonte, es muy probable que se deba a las más de 290 toneladas de partículas contaminantes que año tras año se emiten a la atmósfera de la capital santandereana y su área.

Esto quiere decir que, durante cada semana, la población metropolitana está expuesta a respirar más de 5 toneladas de polución, en promedio.

Este importante dato fue revelado tras una investigación adelantada por el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), en convenio con la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) – Seccional Bucaramanga, estudio que midió la emisiones generadas tanto por las fuentes móviles (automotores) como por las fijas (empresas).

Resultados preliminares

De acuerdo con lo informado por la doctora María Victoria Toro Gómez, docente y líder del Grupo de Investigaciones Ambientales de la UPB, dicho trabajo permitió conocer que la contaminación atmosférica que existe en el área se debe, en su gran mayoría, a emisiones generadas por vehículos a motor.

“Esta investigación la iniciamos en julio pasado. En total, las emisiones de material particulado ultra fino son cercanas a las 290 toneladas por año en Bucaramanga y el área, con un 99% de aporte de fuentes móviles”, indicó Toro Gómez.

En lo que concierne a la contaminación causada por las industrias que operan en la urbe, la investigadora de la UPB señaló “son cerca de 85 fuentes de emisión fijas las que identificamos. Las actividades que más realizan estas empresas son textiles y rendering (proceso que transforma restos de carne o pescado en alimento para animales). La mayoría de los equipos que evaluamos fueron hornos y calderas”.

En conclusión, esta experta aseguró: “la calidad del aire en Bucaramanga y su área es buena en el 80% del tiempo. Por ejemplo, en comparación con Medellín, estas 290 toneladas es poco, pues en el Valle de Aburra se emiten aproximadamente 1.500 toneladas de material particulado cada año”.

En próximos días se publicarán en detalle los resultados de dicha investigación y se habilitará una plataforma web para que la ciudadanía pueda conocer todas las cifras al respecto.

De calidad “intermedia”

Marcelo Fernández Gómez, especialista en contaminación atmosférica que trabajó 15 años en la Comisión Nacional del Medio Ambiente de la Región Metropolitana de Santiago (Chile), y quien actualmente asesora al AMB para el diseño de una estrategia de descontaminación del aire, afirmó que comparado con los promedios de Sur América, Bucaramanga y el área registran grados moderados de polución.

“La ciudad y su área no presentan niveles excesivamente altos de partículas contaminantes, por lo tanto, mi primer diagnóstico es que no existe un problema grave de contaminación atmosférica; la calidad del aire es de carácter intermedio”, concluyo este ex funcionario del gobierno chileno.

Gómez también mencionó algunos planteamientos que se le harán al AMB, con el fin de contrarrestar y prevenir los índices de polución que actualmente se reportan en los cuatro municipios metropolitanos.

“Idear métodos para disminuir la congestión vehicular, que se ponga un foco en los controles para que se cumpla la revisión técnico-mecánica, condicionar el transporte público para que se usen vehículos más amigables con el ambiente; sugeriremos planes a corto, mediano y largo plazo”, dijo este experto.

Según Luis Morales, Subdirector Ambiental del AMB: “lo que queremos es hallar estrategias que nos permitan disminuir las concentraciones de los diferentes contaminantes atmosféricos en el área, además de identificar y caracterizar a cada una de las fuentes que emiten estos contaminantes.

VANGUARDIA