Compartir

La Fiscalía General de la Nación investigará a 559 ciudadanos por el delito de suplantación de identidad para votar en las próximas elecciones locales que se realizarán el 27 de octubre, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) le compulsó copias a esta entidad.

De acuerdo con el CNE, tras comparar la información con el archivo nacional de identificación y la base de datos de las huellas digitales para verificar la plena identidad de las 3.683.499 personas inscritas en todo el país, se encontró que algunos suplantaron las cédulas de ciudadanía de personas fallecidas.

“Estos ciudadanos no solamente van a perder la posibilidad de votar en el lugar donde llevaron a cabo su inscripción, sino que serán procesados por delitos como uso de documento falso, ocultamiento y posesión ilícita de cédulas y falsedad material en documento público”, señaló Hernán Penagos, presidente del CNE.

Penagos agregó que con esta medida se quiere enviar un mensaje categórico a la ciudadanía, porque no es posible que a estas alturas haya personas que estén suplantando muertos para ir a votar en ciertos lugares e incidir en los resultados de los comicios.

Las autoridades electorales han venido tomando medidas en contra del delito de trashumancia y han dejado sin efecto alrededor de un millón de cédulas.

Durante el lanzamiento de la publicación “Mapas y Factores de Riesgo Electoral 2019”, la Misión de Observación Electoral, MOE, alertó que persiste el riesgo de trasteo de votos para las elecciones locales venideras en el departamento de Santander.

Según el informe de la veeduría ciudadana, 49 de los 87 municipios de Santander registran algún riesgo por trashumancia, es decir, el 56% del total de municipios del departamento presenta peligro de trasteo de votos en el actual proceso electoral.

Santander es el cuarto departamento del país con mayor riesgo de trashumancia, superado únicamente por Meta, Boyacá y Norte de Santander.

En Santander, municipios como Charta, Confines, Enciso, Guavatá, Jordán, Páramo, Santa Bárbara y Suratá presentan un riesgo extremo de trasteo de votos.

Fuente: La Vanguardia

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here