Amenazan a fiscal que lleva el caso contra ‘Lucho’ Bohórquez

El alcalde Rodolfo Hernández confirmó que en las últimas horas fue amenazado de muerte el fiscal que investiga al exalcalde Luis Francisco Bohórquez por las presuntas irregularidades contractuales de su administración con miembros de la iglesia cristiana Manantial de Amor, por más de $15 mil millones.

Según advirtió el Mandatario local, mientras en el Centro de Servicios Judiciales continúa la audiencia de imputación de cargos en contra de Bohórquez Pedraza y otras nueve personas por el caso de corrupción conocido como ‘Manantial de Amor’, el Fiscal recibía llamadas intimidantes en contra de su integridad y la de su familia.

“Me llamaron para que hablara con el general Juan Libreros (comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga) para ponerle protección al Fiscal y a una de sus parientes porque, al parecer, la están amenazando y le están mandando al de la moto”, precisó el alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández, al referirse a la amenazas.

Hernández Suárez confirmó que ya fue solicitada la protección especial del fiscal especializado en delitos contra la administración pública y sus familiares.

Lea el informe de la Unidad Investigativa de Vanguardia Liberal: Una alcaldía al servicio de una iglesia

Nueva denuncia

Del mismo modo, el Mandatario de los bumangueses volvió a denunciar al contralor municipal, Jorge Gómez Villamizar, quien decidió archivar una auditoría a los contratos del Acueducto para la construcción de la Planta de Agua Potable Los Angelinos y la Planta de Tratamiento de Lodos Bosconia por $41 mil 631 millones, mientras la Fiscalía abrió un proceso penal por corrupción en este contrato.

Al mismo tiempo, Rodolfo Hernández advirtió que en dichos contratos también intervino Leonardo Luna, pastor de la iglesia Manantial de Amor, quien habría “gestionado y suscrito” la contratación para la construcción de las plantas de los Angelinos y Bosconia. Luna Escalante, es esposo de la tía de ‘Lucho’ Bohórquez, Flor Alba Pedraza.

Según las denuncias, una vez suscrito el contrato, el contratista realizó manejos indebidos a los dineros entregados como anticipo, que correspondió al 30% del valor total del contrato y sumó más de $12 mil millones.

“Algunos de esos proveedores presuntamente emitieron facturas de pago y no prestaron el servicio, mientras que otros manifestaron que se les habría perdido la contabilidad del contrato relacionado”, advierte la Fiscalía.

Así mismo, el ente acusador señaló que tiene evidencias sobre el direccionamiento de la convocatoria para la adjudicación de este contrato con unos requisitos que solo podía cumplir el contratista Consorcio Suratá 2015, al que finalmente se le entregaron las obras.

Por este hecho, la Fiscalía llamó a imputación de cargos a: Aurelio López, representante del consorcio Suratá 2015 y de Acciona Aqua; Liliana Bohórquez, representante legal de Construvías de Colombia y quien también hace parte del consorcio Suratá 2015; y Ludwing Stünkel García, exgerente general del amb.

VANGUARDIA