Bebé en Bucaramanga requiere operación para seguir viviendo y Emdisalud no la aprueba

Postrada en la UCI pediátrica de la Foscal, luchando contra la cardiopatía que le fue diagnosticada incluso antes de venir al mundo, Yireth Sofía continúa aferrándose a su deseo de vivir mientras Emdisalud evade su responsabilidad y los reclamos que a diario hacen los padres de la menor.

“Mi hija nació con uno de los ventrículos más pequeños, por lo que el corazón no puede bombear la sangre que necesita el cuerpo. Ya tenemos incluso un fallo de tutela que salió a nuestro favor y que ordena la atención inmediata, pero Emdisalud todavía no ha hecho nada”, manifestó Efrén Vanegas, padre de Yireth.

‘No hay interés de la EPS’

Una de las enfermeras profesionales de la Foscal, que ha seguido de cerca el caso de esta bebé, le contó a esta redacción: “la niña la tenemos interna en la UCI desde que nació. Nos preocupa mucho, este es un caso supremamente complicado. La bebé tenía que haber nacido en una institución con servicios cardio-infantiles. Desde la misma noche en que nació, todos los días hemos solicitado la remisión para la Fundación Cardiovascular, pero la EPS no ha dado la aprobación para su traslado ni ninguna otra solución… no hay interés de Emdisalud en este caso”.

Vanguardia denunció esta negligencia ante la Superintendencia Nacional de Salud, autoridad que se comprometió a gestionar soluciones para esta desatención, “contactaremos inmediatamente a los afectados para darle solución a este caso. A través del Grupo de Soluciones Inmediatas haremos la gestión para que en uno o dos días ya se haya prestado la atención que se requiere”.

¿Qué dice la eps?

Esta redacción quizo entrevistar a la Coordinadora administrativa de Emdisalud en la ciudad, pero no fue posible pues se encontraba de viaje. En su lugar se obtuvo la siguiente declaración de la EPS: “Autorizaciones dice que se está a la espera de la respuesta que dé la central en Montería, pues allá se encargan del manejo financiero para costear este procedimiento. Estamos esperando que giren los recursos para darle atención a la bebé”.

VANGUARDIA