Compartir

Este martes se conoció un fallo en primera instancia por la demanda que interpuso la empresa Unión Temporal Vitalogic RSU, por 579 mil millones de pesos, en contra la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab.

También desde la cuenta de Twitter del contralor de Bucaramanga, Jorge Gómez Villamizar, se confirmó este hecho.

La demanda fue interpuesta por la Unión Temporal Vitalogic RSU, por la fallida adjudicación del contrato para el tratamiento de basuras del municipio. Ahora se espera que pase a segunda instancia ante el Consejo de Estado.

En el proceso judicial, Vitalogic demandó la legalidad del acto administrativo mediante el cual la Emab declaró desierta la invitación pública y por lo tanto, exige el pago de una indemnización por perjuicios causados por valor de $579 mil 546 millones que corresponderían a la utilidad neta: después de costos, gastos, intereses, e impuestos proyectados para el 2.043.

Del mismo modo, Vitalogic demanda como pretensión subsidiaria a daño emergente un pago de indemnización por restablecimiento de derecho por valor de la garantía establecida en el contrato, es decir, por $3.709 millones.

El lastre de corretaje

Frente a esta licitación el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez y su hijo, Luis Carlos Hernández, están involucrados en un escándalo por la firma de un acuerdo de corretaje, es decir una especie de ‘lobby’, vinculado al proceso de adjudicación de un contrato para el tratamiento de tecnología alternativa en el manejo de los residuos sólidos en El Carrasco.

Ante la Procuraduría Segunda Delegada de Contratación fue radicada el pasado 14 de noviembre una queja disciplinaria en contra del mandatario de Bucaramanga, en donde se señala a su hijo Luis Carlos Hernández de presuntamente suscribir un acuerdo de corretaje por 100 millones de dólares relacionado con este contrato de basuras.

Fuente: Vanguardia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here