El actual alcalde de Bucaramanga Manuel Francisco Azuero, tiene en mente construir “El bosque de los caminantes”, un proyecto que busca la supuesta adecuación de los senderos que comunican 43 hectáreas en la zona de los cerros orientales.

Aseguró que, las obras planteadas en el marco del proyecto se limitan a espacios públicos y senderos existentes, que no incluye edificaciones, ni otras infraestructuras de impacto y que están distribuidas en áreas urbanas de acceso y áreas rurales protegidas en los cerros orientales.

La afirmación hecha por Azuero, ha generado disgusto en la comunidad bumanguesa, ya que no están de acuerdo con la intervención que la alcaldía pretender realizar en la reserva natural.

Según la alcaldía de Bucaramanga “El bosque de los caminantes”, es un proyecto de protección ambiental, que busca preservar “El pulmón de la ciudad”, y las obras fueron contratadas en el marco de las disposiciones del Acuerdo 1373 del Consejo Directivo de la autoridad ambiental de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, del 29 de marzo de 2019, el cual zonificó los senderos para uso público en la recreación de todos los ciudadanos.

Sin embargo el director de CDMB, Martín Camilo Carvajal, mencionó que se están analizando los documentos y los dos contratos adjudicados por la alcaldía, debido al impacto social que la construcción puede provocar, en cuanto a las cunetas de cemento para canalizar el agua y la licitación que hace falta para intervenir en la zona protegida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here