En la Plaza San Francisco de Bucaramanga, exigen que el Alcalde tome medidas para que no pierdan los productos.

Ante las últimas denuncias realizadas por los ciudadanos donde evidenciaban el desacato a la cuarentena, la alcaldía de Bucaramanga decretó el pico y cédula, sin embargo, a partir de esta restricción algunos bumangueses celebraron la medida, mientras que otros dicen que sufrirán importantes pérdidas.

Los vendedores de la plaza San Francisco, aseguran que se ven afectados porque tienen toneladas de alimentos represados y los productos se van a perder.

Los establecimientos comerciales solo operarán desde las
seis de la mañana hasta las seis de la noche.

Los fines de semana no habrá movilidad, los ciudadanos no
podrán salir a mercar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here