Luego de conocerse el anuncio del Instituto de salud de Bucaramanga, Isabu, de que solo brindará los servicios de urgencias a los migrantes venezolanos por la millonaria deuda que tienen, la Secretaría de Salud de Santander anunció que se activó un plan de contigencia.

Para garantizar la plena atención de los migrantes las autoridades de salud en Santander activaron atención en los Hospitales San Juan de Dios de Floridablanca y Girón así como el Hospital Universitario de Santander, los cuales se encargarán de citas médicas y controles maternos, entre otros servicios.

Así lo confirmó Álvaro Clavijo, secretario de salud de Santander. “Hablé con los directores del Hospital Universitario de Santander, de Girón y de Floridablanca para brindar el apoyo necesario a estos servicios que dejaría de prestar el Instituto de salud de Bucaramanga”.

La Secretaría de Salud de Santander pidió al Gobierno Nacional que para cumplir con los que ellos estipulan, es necesario que sean girados los recursos que se requieren para poder brindar una atención oportuna y eficiente a los ciudadanos venezolanos.

Es “el momento de hacer un llamado al Ministerio de Salud para que gire los recursos necesarios para la atención de esta población y no nos dejen solos dando unas directrices de cómo prestar los servicios pero no el con qué prestar esta atención”, dijo Clavijo.

Hasta la fecha, el costo de los servicios médicos prestados a ciudadanos del país vecino supera los $12.600 millones.

FUENTE RCN RADIO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here