Destapan Presuntas Estafas Millonarias en Concesionario: Pérdidas Superan los $600 Millones

Al día, en Colombia, se destapan todo tipo de estafas de los que son víctimas algunos compradores con todo tipo de bienes y servicios, con la promesa de que al invertir su dinero sacarán el mejor provecho de lo adquirido.

Un nuevo caso de presunta estafa quedó en evidencia en Bucaramanga, lugar en el que un grupo de personas que invirtieron en la compra y cambio de vehículos de alta gama salieron perdiendo su dinero.

Josué Vargas, quien fue representante de una prestigiosa marca en la capital de Santander hasta marzo de 2024, es señalado por un grupo de seis personas que aseguran haber perdido dinero (y hasta sus vehículos). Según El Tiempo, varios clientes aseguran haber entregado grandes sumas de dinero a Vargas para adquirir camionetas de lujo que nunca recibieron.

Fabio Augusto Gómez Navas relató a ese medio que contactó a Vargas en enero de 2022 y le entregó 150 millones de pesos para apartar una camioneta. En mayo del mismo año, Vargas solicitó el pago restante, sumando casi 600 millones de pesos. Sin embargo, después de casi dos años, Gómez aún no ha recibido el vehículo. La víctima comenta que el presunto estafador alegaba retrasos en la llegada del carro desde Inglaterra, entre otras excusas para intentar disuadirlo.

Según informó Semana, Josué Vargas niega haber estafado a nadie y asegura estar dispuesto a responder de alguna forma, alegando que un embargo en 2023 le impidió cumplir con las entregas, por lo que puso “una denuncia penal por fraude procesal contra la persona” que llevó a cabo ese proceso en su contra y comentó que la empresa que administra ese concesionario para el que trabajaba: “se quebró, pero no está aún en proceso de liquidación”.

Gómez Navas argumentó que está preparando una demanda civil contra la marca de camionetas pare recuperar su dinero lo más pronto posible.

Los dos medios citados comentaron que conocieron también el de Natalia Corzo, quien entregó su vehículo al mismo concesionario para reparación en enero de 2023 y nunca lo recuperó. La mujer contó que su camioneta fue vendida sin su autorización y que nunca recibió el dinero correspondiente. Vargas le ofreció varias alternativas para compensarla, pero ninguna fue aceptada por ella, quien también planea demandar.

Existen al menos otros cuatro casos que han sido documentados, donde clientes, aparentemente, perdieron grandes sumas de dinero.

Al tiempo de esta publicación, Pulzo se comunicó con un número suministrado del concesionario, pero hasta el momento no obtuvo respuesta por parte de ellos para afirmar o desmentir las quejas.