El medio de comunicación Vanguardia de Bucaramanga le hizo una entrevista exclusiva al anterior alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, y el actual mandatario de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, donde dialogaron sobre los retos que afronta la ciudad en materia de movilidad y transporte.

Enrique Peñalosa cree que la solución a la crisis del transporte público de pasajeros en el área metropolitana de Bucaramanga es el mejoramiento y fortalecimiento del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm, Metrolínea.

Asimismo, considera que el fortalecimiento y optimización de Metrolínea permitiría afrontar de forma efectiva y contrarrestar fenómenos como la ‘piratería’ y la pérdida de pasajeros.

Cabe mencionar que, Peñalosa es promotor del Sistemas Integrado de Transporte Masivo, pues a él se le atribuye en gran parte la creación de Transmilenio durante su primer periodo de gobierno.

A continuación las apartes más interesantes de la entrevista sostenida con Peñalosa y con el Alcalde de Bucaramanga por el mencionado medio de comunicación:

Responde Enrique Peñalosa

-¿Será asesor o trabajará con la Alcaldía de Bucaramanga?

-“No se trata de una visita comercial. Es un asunto de amistad, a través de amigos en común con al alcalde Cárdenas. Solo vine a compartir con el equipo del alcalde algunas visiones sobre diversos temas de ciudad, para compartir experiencias, éxitos y fracasos”.

-¿Qué solución propone ante la crisis del transporte de pasajeros?

-“No existe ninguna otra solución distinta a Metrolínea. El transporte con base en el uso del automotor particular cada día va a tener problemas más graves, ya que los embotellamientos van a empeorar. La única solución es tener un transporte masivo y el único que es posible en la ciudad es Metrolínea.

Hay que tomar decisiones muy técnicas, como tratar de que el sistema transite por aquellos corredores viales que tienen mayor demanda. Un carril de Metrolínea puede movilizar hasta 20 veces más ciudadanos que los vehículos particulares. Hay que revisar las rutas, se deben hacer ajustes en los recorridos para que pasen por dichas vías. Esta es la forma más eficiente de utilizar el escaso espacio vial.

La solución es hacer el mejor Metrolínea posible, no veo ninguna otra posibilidad”.

-¿Cómo se deben enfrentar fenómenos como la ‘piratería’?

-“Cuando los embotellamientos sean tan grandes, no se podrán movilizar los ‘piratas’, ni las motos. Por esta razón se requiere un sistema de transporte que se movilice por corredores exclusivos para buses. Eventualmente también se debe hacer más aprovechamiento de las bicicletas. En Bogotá, actualmente por cada dos personas que se movilizan en carro un ciudadano se transporta en bici.

En ninguna otra parte del mundo he conocido una propuesta distinta. En ciudades como Madrid, París y Londres, los ciudadanos más ricos son quienes más usan el transporte público.

Aquí el desafió es: Generar un cambio cultural y en la manera de vivir”.

-¿Es viable la unión de Metrolínea y los buses convencionales?

-“El transporte masivo puede perder viajes por desmejorar la calidad del servicio. Por ejemplo, que se bajen las frecuencias de los buses. Un sistema integrado en realidad es muy complejo, no recomendaría hacer eso ya que es muy costoso. En Chile se hizo y eso tumbó a tres ministros debido a fallas. En Bogotá también heredamos un problema monumental, porque el Sitp (Sistema Integrado de Transporte Público) nos lo entregaron casi en quiebra y llegó a tener más de 2,7 billones de cartera vencida con los bancos.

Yo recomendaría que, si se llega a realizar dicha integración, se hiciera solo en una o dos rutas, pero no desmontar todos los recorridos que existen”.

-¿Cómo apalancar recursos para renovar el parque automotor?

“El Sitp en Bogotá lo recibimos con muchos buses varados y dañados. Fue muy complejo, pero hicimos una renegociación que incluyó a los operadores, los bancos, la Procuraduría y la Contraloría. Esta gestión permitió hacer una reestructuración, para tener una mejor distribución de los ingresos. Fue un proceso bastante complicado, pero logramos comprar una nueva flota compuesta por 1.440 buses”.

Habla Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga

¿Cómo solucionar la crisis de Metrolínea?

“Hay que revisar las concesiones que están en curso, porque se creó un fondo de estabilización para poder encontrar un cierre económico en términos de tarifa. Esta es una oportunidad para que, de una forma distinta, se consigan fuentes de financiación.

Con la Gerente de Metrolínea estamos trabajando desde ya en diseñar acciones para atraer y motivar al pasajero, con un sistema mucho más agradable y que les brinde una gran experiencia de viaje. Buscamos generar confianza en los pasajeros, con el uso de tecnología. De manera que en los barrios el ciudadano pueda saber en qué momento pasa su ruta y por donde viene el bus.

El reto es: ¿Cómo dejaremos de usar los vehículos particulares y nos apropiamos del Sistema Integrado de Transporte Masivo?

Actualmente se analiza si Metrolínea y los buses convencionales deben unificar el servicio ¿Qué piensa al respecto?

“Hay que seguir trabajando para obtener la mayor información; por ejemplo, cómo es la operación de las rutas alimentadoras y los recorridos del transporte colectivo, y en qué condiciones se presta el servicio al ciudadano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here