Fiscalía de Estados Unidos pidió a la Corte negar la libertad bajo fianza de Andrés Felipe Arias

“Arias Leiva no ha demostrado que tendría derecho a fianza, incluso si estuviera disponible en esta etapa de su procedimiento de extradición, ya que existe una probabilidad de que huya y no existe ninguna circunstancia especial que justifique su liberación”, precisó la Fiscalía.

Según la Fiscalía, Arias Leiva “debe permanecer detenido porque no tiene derecho a la libertad bajo fianza después de la certificación de su extraditabilidad a Colombia” a cargo del juez federal John J. O’Sullivan en septiembre pasado.

El exministro de Agricultura presentó el 27 de octubre pasado un “hábeas corpus” contra la decisión del juez O’Sullivan de avalar su extradición por los cargos de peculado a favor de terceros y celebración ilegal de contratos.

El procedimiento legal va dirigido al fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions; el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el jefe en activo del centro de detención de Miami, Robert Wilson.

El pasado 28 de septiembre el juez O’Sullivan aprobó la extradición del exministro a Colombia durante una audiencia en la que ordenó su detención inmediata.

En su respuesta, el juez King encargó a la jueza Andrea M. Simonton hacerse cargo de dicha moción.

Arias fue detenido en agosto de 2016 en la ciudad de Weston, en el condado Broward, y logró salir bajo fianza tres meses después, aunque con un grillete electrónico.

El exministro quedó detenido nuevamente después de la audiencia de extradición dado que el juez O’Sullivan se negó a darle de nuevo la libertad bajo fianza, al considerar que existía un “serio peligro de fuga” y recordar que se había “fugado de Colombia”.

El exministro ha afirmado su inocencia y asegurado que es un perseguido político del Gobierno de Juan Manuel Santos.

El recurso es similar a uno presentado en septiembre pasado por la defensa del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli contra la decisión del juez Edwin Torres de avalar su extradición a Panamá.

Martinelli enfrenta en su país cargos de malversación de fondos (peculado) y escuchas ilegales.

VANGUARDIA