Incautan autopartes y celulares en ‘mercado’ de Las Pulgas

Dos personas capturadas por el delito de receptación, 60 celulares reportados como hurtados recuperados, 450 teléfonos más incautados que no tenían la respectiva documentación, varias dosis de droga abandonada y al menos 74 autopartes de motos y vehículos hallados son los principales resultados que dejó un operativo sorpresa realizado por las autoridades en 25 locales del centro comercial Las Pulgas.

El operativo contó con la participación de la Policía Metropolitana, inspectores de la Secretaría del Interior y funcionarios del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público.

Balance de la Alcaldía

Según la secretaria del Interior del municipio, Alba Navarro, también se encontraron otros elementos como un computador portátil, pasacintas y decenas de documentos personales y de vehículos que fueron presuntamente robados. Además, fueron sellados siete establecimientos del centro comercial.

Si bien el reporte oficial habla de la recuperación de 74 autopartes de vehículos que habrían sido hurtados, la funcionaria indicó que ella tiene el reporte de 250 piezas de motos y 50 de automóviles.

Navarro indicó que los elementos incautados serán entregados a la Policía Nacional, para que realice el trámite pertinente e indicó que se está pensando en una estrategia para que las víctimas de hurto de celulares puedan verificar si entre los equipos incautados está el suyo.

Según las autoridades, este operativo sorpresa se realizó con el fin de combatir a las bandas que se dedican al hurto de vehículos y celulares, y para desmantelar las organizaciones que luego se dedican a la comercialización de estos elementos.

La secretaria del Interior agregó que la Policía Nacional hace presencia en el sector para mantener el control en la zona.

Así delinquen las bandas

Cabe destacar que el hurto de celulares es uno de los de mayor impacto en el área metropolitana, donde los delincuentes usan modalidades como el raponazo, el atraco con arma de fuego o cortopunzante o el cosquilleo para apoderarse de equipos que pueden ser vendidos luego en el mercado negro por valores que están entre los $100 mil y $400 mil.

Al respecto, hay que señalar que estas bandas cuentan con equipos especializados para borrar el IMEI (número que identifica cada teléfono celular), lo que les permite luego venderlos sin que se sospeche que eran robados.

En el operativo que se hizo en el centro comercial Las Pulgas se hallaron, por ejemplo, 40 celulares con el IMEI borrado.

VANGUARDIA