La Corte revisará las reclamaciones colombianas relacionadas con violaciones de los derechos de pesca artesanal de la comunidad raizal de San Andrés y Providencia para la explotación de bancos de pesca tradicionales.

Además, revisará el decreto expedido por el Gobierno Nicaragüense que viola el derecho internacional sobre los puntos bases para medir el espacio marítimo y adjudicarse de forma unilateral áreas marítimas dentro de los límites de Colombia.

Estas demandas darían continuidad al proceso que tuvo lugar a partir de las impuestas por Nicaragua contra Colombia a raíz de diferencias frente al tema limítrofe entre los dos países.

Según el Gobierno de Nicaragua, Colombia habría incurrido en incumplimiento de un primer fallo emitido por esta corte con relación a su soberanía en las aguas que rodean el archipiélago. Adicionalmente, el gobierno de este país solicitó el reconocimiento como plataforma continental de las islas en el Caribe que pertenecen hacen parte del territorio colombiano.

En el 2012, el presidente Juan Manuel Santos anunció el retiro de Colombia del Pacto de Bogotá con el fin de cerrar el canal que implicaría aceptar en el futuro la Jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y bloquear nuevas demandas.

Sin embargo, en ese momento quedó claro que retirarse no afectaría la decisión de la Corte tomada con respecto al caso del archipiélago de San Andrés.

VANGUARDIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here