En lo que lleva de mandato el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, atraviesa una etapa de polémicas alrededor de su gestión, que iniciaron por el nombramiento de personas sin capacidad ni trayectoria en su equipo de trabajo y con elevados salarios pagados con los dineros de los bumangueses.

El nuevo escándalo se suscita alrededor de la propuesta de campaña de Cárdenas para convertir a Bucaramanga en una smartcity.

El pasado 7 de febrero, la Alcaldía firmó un convenio con la Cámara de Comercio de Bucaramanga y la UNAB, con el propósito de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida y la productividad empresarial.

En la reunión, el alcalde Cárdenas aseguró que en el Plan de Desarrollo se pondrá en marcha “Big BGA”, que será un sitio físico y virtual en el que los empresarios podrán obtener la data de la ciudad, conectarse con el mundo para lograr nuevas inversiones y conocer qué pasa en las organizaciones.

Presunta corrupción detrás del proyecto Big BGA

Según dos fuentes consultadas, el alcalde Cárdenas estaría gestionando la contratación de parte del proyecto Big BGA, con la compañía Onetech SAS, creada por su hija Nicolle Andrea Cárdenas Mantilla y su asesor en tecnologías de información en la Alcaldía, Juan Nicolás Pinzón Guevara.

La empresa habría sido registrada en la Cámara de Comercio de Bogotá para actividades de “procesamiento de datos, alojamiento (servidores), actividades de consultoría informática y actividades de instalaciones informáticas, entre otras” con Nicolle Cárdenas Mantilla y Juan Nicolas Pinzón como representantes legal y suplente.

Juan Nicolás Pinzón, que en sus redes sociales se muestra cercano al alcalde Cárdenas, figura en Instagram como un emprendedor internacional en el área del software y tecnologías de información, estuvo en la campaña de Cárdenas a la Alcaldía y ha acompañado al alcalde en varios eventos, entre ellos una visita al actual alcalde de Medellín que está muy vinculado a los temas de tecnología.

Pinzón aseguró también en sus redes sociales que es socio y amigo de Juan Carlos Cárdenas justo el día de las elecciones.

Por otra parte, Nicolle Cárdenas Mantilla (quien no es la primera vez que figura en una empresa relacionada con su padre), también fue tesorera y directora de JCR2 Investment, compañía que apareció en el escándalo de los Panama Papers en el que varias firmas offshores ocultaron dinero en el país vecino.

La sociedad JCR2 Investment, de la que Juan Carlos Cárdenas Rey fue presidente y representante legal, también estuvo integrada por Fernando Antonio Gil y Edgardo Eloy Díaz, quienes según el diario La República de Perú, estuvieron vinculados al caso de corrupción de la firma constructora Odebrecht.

De insistir el alcalde en la contratación de proyectos con la empresa de su hija y su socio, Bucaramanga estaría frente a un escándalo de corrupción similar al de Vitalogic, que tiene compareciendo ante la justicia al exalcalde Rodolfo Hernández.

Carácter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here