El senador cartagenero Alex Xavier Flórez Hernández ha protagonizado varias polémicas en su carrera pública. Flórez, uno de los escuderos del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, ha sido noticia por varios escándalos.

En el historial de Flórez aparecen, por ejemplo, dos choques de los vehículos oficiales que le habían asignado como concejal de Medellín, según se dijo, por conducir en estado de embriaguez. Sin embargo, en medio de esos escándalos, negó cualquier responsabilidad; uno de esos carros terminó en pérdida total.

Después apareció una denuncia de carácter penal, por presuntamente haber golpeado a su pareja, aparentemente, por no haber querido abortar. Ese episodio motivó, por ejemplo, que el Partido Alianza Verde le negará el aval tiempo después para aspirar al Congreso.

Durante la pandemia lo acusaron de usar a sus escoltas para hacer mercado, poniéndolos a llevar el carrito de las compras.

Después, terminó perdiendo su curul en el Concejo de Medellín por haber suscrito un contrato por prestación de servicios con el Tecnológico de Antioquia, situación que le generaba un impedimento.

Flórez renunció antes de que se confirmara la decisión y lo hizo para aspirar al Senado. Gracias a su amistad con el alcalde Quintero, quien apoyó abiertamente la campaña presidencial de Gustavo Petro, terminó logrando un cupo en la lista del Pacto Histórico, pese a la oposición de varios integrantes de esa coalición.

En plena campaña, justamente, protagonizó otra controversia por darle un codazo en pleno evento en plaza pública a la hoy representante Susana Boreal, el cual quedó captado en un video que también se hizo viral y que profundizó sus diferencias con las mujeres de ese partido.

Ahora, en la madrugada de este viernes, protagonizó este nuevo escándalo por pasarse de copas y agredir verbalmente a trabajadores del Hotel Caribe y a integrantes de la Policía de Cartagena. Así quedó registrado en el video grabado por los propios uniformados que atendieron el caso.

El episodio ocurrió a las 4:00 de la madrugada y, cinco horas después, el senador atendió una llamada de Blu Radio en la que manifestó que no se arrepentía de lo sucedido.

Al mediodía, tres horas después de la entrevista, pidió disculpas, reconoció el error y afirmó que no volvería a ocurrir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here