Varios hechos de intolerancia, violencia e inseguridad empañaron la tranquilidad de este puente festivo de octubre en el departamento de Santander, donde pese a las estrategias de prevención tres personas perdieron la vida en hechos aislados.

Desde el sábado 15 y hasta el lunes 17, la línea de emergencias de la Policía 123 recibió 11.435 llamadas, de las cuales la mayoría era para reportar riñas, alteración del orden público y violencia intrafamiliar, indica el reporte de las autoridades locales.

“Por hora atendimos 158 requerimientos policiales. Con 394 los llamados por riña fueron el principal requerimiento, seguido de alteración de orden público con 331 casos y violencia intrafamiliar 146 casos”, explicó el coronel José James Roa Castañeda, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

En medio de los operativos realizados, a nivel general, en Santander fueron capturadas 26 personas. Mientras que en el área metropolitana de la Ciudad Bonita, la cifra de capturados ascendió a las 48 personas quienes deberán responder los delitos de homicidio, hurto, lesiones personas y receptación; todas quedaron disposición de la autoridad competente, según el balance oficial.

En cuanto a las perdidas de vidas humanas, las casos se registraron en la ciudad de Bucaramanga, en Piedecuesta y en Matanza. El primer caso ocurrió el sábado en horas de la noche, en inmediaciones del estadio Alonso López, donde dos sicarios dispararon en repetidas oportunidades contra Brayan Fabián Cano Sarmiento, de 24 años.

‘Upa Upa’, como era conocido Brayan un fiel hinca del Atlético Bucaramanga, estaba esperando con sus amigos poder ingresar al estadio, cuando sus enemigos lo sorprendieron en la calle 14 con carrera 31 A del barrio San Alonso. Allí le propinaron más de tres disparos, que le costaron la vida cuando recibía atención médica en clínica La Merced.

En medio del ataque otro joven de 25 años, quien fue identificado como Sergio Andrés Rueda Acevedo, también resultó herido. Sin embargo, no revistió gravedad.

La tarde del domingo, 16 de octubre, falleció Mauro Estefano Hernández Suárez, de 20 años, tras verse involucrado en una riña en cercanías del balneario Altamira, ubicado en la vía que comunica a Bucaramanga con Matanza.

El señalado homicida, quien resultó herido, fue capturado en flagrancia por la Policía. Se trata de un 36 años y de acuerdo con las autoridades, este hecho estaría relacionado con temas de intolerancia.

En horas de la noche de ese domingo, en el municipio de Piedecuesta, fue asesinado Esteban Zafra Neira. Ocurrió en la Manzana D del barrio Brisas de Primavera 1, a dos cuadras de su vivienda, donde fue interceptado por dos sujetos armados.

Los agresores, quienes serían hermanos, tras discutir con Esteban lo atacaron con cuchillo y aunque él intentó huir, no lo logró y fue apuñalado en repetidas oportunidad; falleció antes de ser auxiliado.

Por otra parte, en el marco de las ferias del municipio de Chipatá, se presentó un lamentable accidente de tránsito en el que perdió la vida una mujer de 83 años, quien era oriunda del municipio de Vélez. Al parecer, el conductor de un vehículo que hacía parte de la caravana del Festival del Maíz perdió el control del automotor y arrolló a la mujer, quien fue trasladada a un centro médico donde horas después se confirmó su deceso; el conductor fue puesto a disposición de la autoridad competente.

FUENTE REVISTA SEMANA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here