Otro miembro de Farc fue asesinado en el Cauca

En las últimas horas fuentes de Farc confirmaron el asesinato de Cristian Guejia, exprisionero de las Farc y miembro del nuevo partido político. Según las primeras informaciones, “Marcos”, como se hizo llamar en tiempo de guerra, fue ultimado en el barrio Santa Teresita en el municipio de Santander de Quilichao, departamento de Cauca.

“A las 12:30 del medio día el 23 de enero del 2018 hombres persiguieron con armas cortas hasta una casa en el barrio Santa Teresita de Santander de Quilichao (Carrera 12 calle 2) por lo lados de la entrada principal del cementerio principal”, reseña la información suministrada por el grupo político.

Farc dicen que Guejia adelantaba trabajo político en las comunidades de San Francisco, El Palmar y Arboleda en el momento en que se registraron los hechos.

“Marcos” ejecutaba una de las estrategias que el 2 de enero, Rodrigo Londoño ordenó a todos los miembros del naciente partido político. Timochenko pidió a los integrantes de Farc crear Unidades Tácticas del Común con el objetivo de lograr en las zonas en las que se vivió el conflicto los votos necesarios para que miembros de este grupo puedan llegar a cargos de elección popular.

“Lograrlo va a depender que cada uno de nosotros lo hagamos bien, que de verdad nos convirtamos en UTC, Unidades Tácticas del Común, donde quiera que resida o se encuentre uno o más militantes de Farc. Vamos a llenar a Colombia a lo largo y ancho de UTCs, cuya primera tarea será instalar la Casa de los Comunes: centros de difusión de nuestra plataforma, comandos de dirección y organización de la campaña, centros de encuentro de los jóvenes, las mujeres, los artistas, es decir de las mujeres y hombres del Común”.

El partido político Farc denunció 49 ataques contra excombatientes y militantes, de los cuales 36 fueron asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016 con el Gobierno.

El movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común informó en una rueda de prensa que la mayoría de incidentes se han presentado en los departamentos de Antioquia, Cauca y Nariño.

Camilo Fagua, integrante del movimiento, exigió una “disposición de todas las autoridades y toda la institucionalidad para que haya garantías reales para el ejercicio de la política” del nuevo partido.

El integrante de Farc, Diego Méndez, aseguró que todos los ataques deben condenarse “vengan de donde vengan”, ya sea por parte de las disidencias como de grupos armados herederos de los paramilitares, puesto que son “un ataque al ejercicio político”.

Fuente: elespectador.com