Municipio aún no entrega las mejoras de 8 centros de salud

Se fue 2017 y pese al compromiso fijado con la comunidad, el Municipio no cumplió la entrega de las mejoras en siete puestos de salud y en el Hospital Local del Norte.

Aunque en varias ocasiones la Administración Municipal le aseguró a la ciudadanía que tales renovaciones se entregarían oficialmente a finales de diciembre pasado, más de tres meses después de que fueran adjudicadas estas obras todavía no finalizan los trabajos de construcción, en ninguno de estos ocho centros médicos.

Es importante recordar que, en total, el Gobierno Local destinó recursos por $1.488 millones para modernizar techos, pisos, enchapes, accesos, baterías sanitarias, entre otras adecuaciones, en el Hospital del Norte y en los puestos de salud de los barrios: Regaderos, Villa Rosa, Pablo VI, Carlos Toledo Plata, La Concordia, Santander y Gaitán.

‘Las obras están paradas’

De acuerdo a lo informado por las Juntas de Acción Comunal (JAC) de estos sectores, los trabajos de construcción en dichos centros de atención médica están suspendidos desde diciembre pasado.

“No han terminado, incluso le solicitamos al mismo alcalde que se ampliara el puesto de salud, él dijo que lo iba a estudiar y aún no nos han dado respuesta alguna. La atención está muy mala, no ha mejorado en nada. Los trabajos avanzaron hasta finales de 2017 y este año no han empezado”, aseguró Luz Marina Rivero, presidenta de la JAC del barrio Carlos Toledo Plata.

En tanto, Alirio Amador Suan, presidente de la JAC del barrio Santander, afirmó que “los trabajos se vieron hasta diciembre y ahorita están suspendidos, dijeron que iniciaban otra vez después del 9 de enero”.

‘La atención está terrible’

La comunidad denuncia que, a raíz de estos arreglos que se adelantan, se están presentando varias incomodidades para la prestación de los servicios.

“Nada que terminan los trabajos; hay mucho desorden en esas obras. Me parece terrible que estén haciendo estos arreglos y atendiendo a la gente al mismo tiempo. Uno enfermo, va a buscar atención y termina es enfermándose más con todo ese polvo y suciedad que hay. La atención en este puesto de salud está fatal, inclusive la última semana de 2017 no hubo servicio porque la entrada al público era imposible”, expresó Esmeralda Pinzón Estupiñán, presidenta de la JAC del barrio Pablo VI.

Hay inconformismo

Si bien estas renovaciones ya empiezan a cambiar el aspecto de estos centros de salud, existen algunos detalles que han causado inconformismo en la comunidad.

“Solicitamos una rampa de ingreso para personas con discapacidad y esta no se hizo como la comunidad lo pidió, esta rampa quedó con una altura de más de 30 centímetros y esto dificulta que alguien en silla de ruedas la pueda usar; ya pusimos la queja pero los contratistas nos dijeron que así quedaba porque no habían más recursos”, señaló Orlando Espitia Camacho, presidente de la JAC del barrio Villa Rosa Sector II.

‘se entregarán en la primera mitad de enero’

Aunque varios líderes comunales coincidieron en estimar que estos trabajos podrían extenderse hasta un mes más, las directivas del Isabu aseguraron que las obras se encuentran en su recta final y que solo falta llevar a cabo algunos acabados menores en estos centros de salud.

“Estamos en un avance del 90% en estos arreglos. En diciembre se hizo una suspensión de los trabajos durante 10 días, teniendo en cuenta el periodo de vacaciones que hubo. La Concordia estará listo para su entrega entre el martes y miércoles entrante, Toledo y Pablo VI hacia el viernes de esta semana. Para el viernes de la otra semana se entregarían Villa Rosa y Regaderos”, garantizó Juan Durán Durán, gerente del Isabu.

Según el funcionario, parte del retraso en la entrega de estas mejoras se debe a algunas tareas requirieron más tiempo de lo que se había proyectado, “hubo trabajos que fueron más complejos, como en el Hospital Local del Norte, en donde su techo parecía una coladera. Allí se hizo la impermeabilización de todas las cubiertas. Esperamos entregarlo la próxima semana”, dijo Durán Durán.

De acuerdo al nuevo plazo fijado por el gerente del Isabu, dentro de los siguientes ocho días se efectuaría la entrega de estas renovaciones en mención: “esperamos entregar estos ocho centros de salud para la primera quincena de enero”.

VANGUARDIA