A sus 29 años de edad, resaltó que está acompañada de su familia para este proceso que conlleva la enfermedad. Hernández, dijo que su proceso inició cuando tenía 15 años cuando le descubrieron una masa y los doctores le indicaron que era benigna.

“Era una pepita pequeña en mi seno derecho, era benigno, de ahí en adelante iba juiciosa al médico”.

Durante este tiempo, el doctor al cual visitaba le decía que consumiera vitamina E para prevenir esta enfermedad, no obstante, otro especialista le confirmó que la masa se convirtió en un cáncer de mama.

Minutos antes de entrar a la sala de cirugía donde le practicaran una mastectomía radical con extracción de ganglios, Hernandez se pronuncio en Twitter diciendo:

“No estoy triste porque voy a perder mi seno derecho, aunque lo extrañaré. Me siento feliz y dichosa porque con el poder de Dios y la sabiduría del personal médico hoy se va el cáncer definitivamente de mi vida. Siempre adelante, nunca atrás y lo que sea menester que sea”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here