En ese momento no sospechó nada, pero media hora después lo llamaron del banco para informarle que le habían bloqueado la tarjeta porque superó el límite máximo de retiros.

Extrañado por lo que le habían dicho, abrió su billetera y se percató que le habían cambiado la tarjeta. En un abrir y cerrar de ojos le habían sacado más de $3 millones de su cuenta personal.

En total los ladrones alcanzaron a hacer siete retiros por $400.000 cada uno y realizaron compras en una tienda por departamentos por $620.000.

Víctima del ‘cambiazo’

Funcionarios de la Unidad de Delitos Informáticos de la Sijin explicaron que esta es una modalidad delictiva que se conoce como ‘cambiazo’, donde los ladrones ponen en la ranura del cajero un chicle o algún adhesivo que impida sacar la tarjeta. Luego abordan a la víctima y mientras realiza la transacción espían su clave.

Después se ofrecen a ayudarle a sacar la tarjeta, le entregan un plástico falso y se quedan con la tarjeta original.

Antes de que la víctima se percate de lo sucedido, proceden a hacer todos los retiros posibles en cuestión de minutos.

VANGUARDIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here