Compartir

Andrés Beltrán es el nombre de quien interpuso una demanda contra la inscripción de Claudia López como candidata a la Alcaldía de Bucaramanga por presunta suplantación de la firma de uno de los integrantes del comité inscriptor de la candidatura.

Según Beltrán, el acuerdo de coalición no goza de validez legal.

“Situación irregular que se evidencia en mayor medida, si acompasamos la rúbrica del señor Sergio Andrés Becerra Peñuela impresa en agosto 15 de 2018, 6 meses anteriores, en otro contrato suscrito con el Instituto Departamental de Recreación y Deportes de Santander, en cuya representación actuó Carlos Díaz, firma que no guarda relación grafológica con la que reposa en los documentos de la solicitud de inscripción a la candidatura de Claudia López Rodríguez , efectuada ante la Registraduría Nacional del Estado Civil”, señala la denuncia.

Asimismo, el quejoso asegura que para la fecha de inscripción de la candidatura de López Rodríguez, Sergio Andrés Becerra se encontraba fuera del país, por lo que sería imposible que él pudiera asistir personalmente al mencionado acto de inscripción en la Registraduría Especial de Bucaramanga.

Solicitud de anulación

Ante dicha situación, el demandante le solicitó a la Registraduría anular la inscripción efectuada por el grupo significativo de ciudadanos “Hagamos Ciudadanía por Bucaramanga” quienes, en coalición con el Partido Liberal, Centro Democrático, Partido de la U y el Mira, inscribieron y apoyaron la candidatura de Claudia Lucero López a la Alcaldía de Bucaramanga.

Del mismo modo, Andrés Beltrán solicita practicar prueba grafológicas de la firma del Sergio Andrés Becerra impresas tanto en el acuerdo de coalición en la Registraduría como en los contratos del Indersantander para verificar su validez.

López publicó en su cuenta de Twitter un documento en el que el inscriptor Sergio Becerra niega que su firma haya sido suplantada. “La firma que aparece allí es la mía”

“Estrategia de campaña”

Para el abogado administrativista Gerardo Martínez, la demanda en contra de Claudia López Rodríguez presenta varias inconsistencias jurídicas.

“Es una demanda que tiene varias falencias. Por ejemplo, cita una causal que no está contemplada dentro de los delitos electorales y por lo tanto no podría conllevar a ninguna anulación de inscripción como lo pretende. Así mismo, radica la demanda ante la Registraduría, entidad que no es la facultada para dirimir ese tipo de conflictos. El Consejo Nacional Electoral, es el único órgano encargado de dirimir las demandas de solicitud de revocatorias de inscripción. Razón por la cual se puede inferir que esto se trata de una simple estrategia de campaña de yo te demando, tú me demandas, pero sin mayores fundamentos”, consideró el experto.

Fuente: Vanguardia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here