Todo acerca de nuestra cuidad Santander

BucaramangaColombiaLo ÚltimoNoticiasRegional

Por esta razón tiembla tanto en Santander

Cada vez que tiembla los ciudadanos se preguntan: ¿por qué tiembla tanto en Santander o en Bucaramanga? Incluso este fenómeno natural genera otras dudas relacionadas con el origen de un sismo o las posibles causas de un terremoto.

Flover Rodríguez-Portillo, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Geólogos y Geofísicos de la Energía (Acggp), le explicó al medio Infobae que para entender lo que pasa en Colombia se debe tener en cuenta la ubicación geográfica del país y así conocer la sismicidad del territorio colombiano.

Según el experto, los movimientos telúricos hacen parte de las denominadas expresiones que emana la tierra, esto, gracias a que Colombia se encuentra sobre dos placas tectónicas de gran importancia en el mundo.

Rodríguez afirmó que Colombia es un país con una diversidad geológica interesante, el hecho de que el país está ubicado en esta esquina noroccidental de Sudamérica, hace que se haya configurado toda una serie de expresiones geológicas.

“Acá tenemos la interacción de placas tectónicas, tenemos la Placa Sudamericana que está donde básicamente está el continente, tenemos la Placa de Nazca en el occidente, que es esa digamos la placa oceánica y que genera esa interacción en el Pacífico; el choque de esas dos placas genera una serie de fenómenos muy particulares en nuestro país”, le dijo a Infobae.

Rodríguez-Portillo recordó que, en Colombia, la gente del común y los medios de comunicación usan los términos magnitud e intensidad, pero son conceptos totalmente diferentes.

“La magnitud de un terremoto es una medida que nos da una idea de la energía que liberó ese terremoto, pero la intensidad es una medida que nos dice la capacidad de destrucción que puede tener ese terremoto”.

El geólogo precisó que la magnitud se mide en escala de Richter, mientras que la intensidad se cuantifica con base en la escala sismológica de Mercalli, cuyos grados pueden ir de I a XII, grados que se diferencian entre lo más débil a lo más catastrófico.

Rodríguez-Portillo añadió: “¿Qué es más importante, predecir un terremoto o prepararnos para los potenciales daños que pueda tener un territorio?, predecir un terremoto, no creo que ayude mucho porque si yo digo que en Bucaramanga habrá un terremoto de 7 grados en 24 horas cundirá el desespero, pero no, es algo que me gustaría transmitir a la sociedad”.

Para el experto, es más importante que se invite a preparar los territorios, estar preparados en términos de infraestructura, en términos de pedagogía social, que Colombia esté preparada para atender un evento como estos.

De acuerdo con el Servicio Geológico Colombiano, hay un mapa de amenaza basado en la norma sismorresistente: parte del Pacífico, el borde llanero, Norte de Santander y Santander tienen amenaza alta, también la parte central de Colombia y parte de la Costa Caribe. Mientras que los Llanos y la Amazonía tienen amenaza baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *