El ex alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, anunció que se encuentra en bancarrota para pagar la sanción de 124 millones que le impuso la Procuraduría por haber golpeado al concejal Jhon Claro, el pasado 28 de noviembre de 2018.

Asimismo explicó que no tiene esa cantidad de dinero porque le tocó pagar una multa de tránsito de su hijo Mauricio “por andar manejando borracho con putas de Puerto Wilches”, dijo Hernández.

Igualmente afirmó que por esa razón quedó “pelao”. “Solo podré pagarle a la Procuraduría  con puntos de consumo que tengo por ser cliente asiduo de Juan Valdez, desde hace más de 15 años, declaró el ex alcalde de Bucaramanga.

Cabe mencionar que el ingeniero Rodolfo Hernández se encuentra de vacaciones con su familia en Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here