Se construye jarillón para habilitar el paso en la vía entre Bucaramanga y Barrancabermeja

Hace más de una semana, la vía Bucaramanga- Barrancabermeja está cerrada, a raíz del derrumbe de tierra, rocas y escombros en el kilómetro 31+200.

De acuerdo con el último informe de la Concesión Ruta del Cacao, que están a cargo de la vía, se iniciaron las labores de remoción el pasado fin de semana, así como la construcción de un jarillón de protección y controladores a lado y lado de la zona en donde se presentó el derrumbe con lo cual se espera habilitar la vía el próximo sábado 30 de diciembre.

Según informó el secretario de Infraestructura, Mauricio Mejía Abello, aún hay desprendimiento de tierra y rocas, y por lo tanto los trabajos se han tenido que hacer de forma controlada para evitar accidentes.

“Más de 12 máquinas están trabajando para habilitar la vía. La fecha de apertura depende de qué tanto se pueda avanzar en las labores de remoción de escombros por el movimiento del coluvión. Antes de abrir el tránsito, es necesario revisar la zona para garantizar la estabilidad de la vía y evitar accidentes. Se está trabajando para estar conectarnos a fin de año y que obviamente la producción, los comerciantes, los transportadores y la movilidad no sigan afectados”.

Por otra parte, se conoció que las cuatro empresas turísticas que ofrecen transporte de pasajeros y motocicletas entre los sectores de ‘Capitancitos’ y Puerto Pescadores, -contiguos al corredor vial- están movilizando hasta mil personas diarias con un aproximado de ingresos hasta de $10 millones, según el reporte de los comerciantes y empresas de transporte fluvial.

VANGUARDIA