Todo acerca de nuestra cuidad Santander

Bucaramanga

¿Qué tan deteriorados están los buses de Metrolínea que circulan en Bucaramanga y el área?

¿Se siente seguro cuando aborda un bus de Metrolínea? ¿Cree que está viajando en un vehículo en buenas condiciones? ¿Ha observado alguna falla? ¿Los vehículos están limpios y con los asientos y barandas en buenas condiciones?

Estas inquietudes nacen por el inconformismo de algunos usuarios de Metrolínea que reportan que algunos buses lucen como verdaderas ‘chivas’, de aquellas que aún sobreviven en las ‘trochas’ de Santander. Latas sueltas, puertas entreabiertas, barandas sueltas, sillas inseguras y hasta llantas mal apretadas, que por poco generan tragedias, son algunas de las fallas más frecuentes de varios vehículos.

Lo que denuncian los usuarios

Además, se reportó que el sistema de seguridad que mantiene cerradas las puertas, conocido como ‘ángel guardián’, en ocasiones falla y las puertas quedan entreabiertas o no se activan cuando se hacen las paradas en las estaciones de las rutas troncales.

Juan Carlos Estrada Leiva, secretario general de la Junta Directiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de Rama y Servicios de la Industrial del Transporte de Colombia, manifestó que algunos vehículos presentan fallas por descuido o porque “por el costo de los repuestos, hasta que el vehículo no se daña no se le hace el cambio de algunas piezas importantes para el funcionamiento del vehículo”.

Estrada  Leiva narró como “hace unos días, por descuido, una de las llantas de un alimentador, que cubría la ruta AF2 Lagos-Cootrasur, no fue ajustada y  cuando el vehículo transitaba, con pasajeros, por el sector de Papi Quiero Piña, este elemento se salió. Por fortuna, la llanta aterrizó sobre el disco y el bus no se desplazaba a alta velocidad, por lo que no ocurrió una tragedia”.

VANGUARDIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *