Térmicas son respaldo del sistema eléctrico

Así lo dio a conocer Alejandro Castañeda, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras, Andeg, el cual sostiene que las térmicas utilizaron cerca del 30% del gas que se produjo en el país, el 43% del carbón extraído durante el año y cerca del 15% del total de barriles de fuel oil y ACPM producidos en 2017.

Frente a esto, el gremio destaca que las condiciones actuales de mercado permiten a las plantas térmicas operar con eficiencia y soportando todos los costos variables por los aportes ya mencionados, pero temas como la incertidumbre jurídica y regulatoria se deben minimizar para incentivar la inversión extranjera de cara a 2018.

Los precios

El exceso de recurso hídrico que caracterizó a este año, permitió que los precios en bolsa de la energía bajaran, lo cual es para Andeg un claro ejemplo de que la labor de las plantas térmicas no es evidente siempre, pero que estas son fundamentales para garantizar la confiabilidad del sistema. “Existen factores que podrían poner en riesgo el buen funcionamiento de las generadoras térmicas por lo que le pedimos al Gobierno fortalecer al sector térmico y mantenerlo en condiciones de disponibilidad permanente”, asegura el presidente de Andeg.

Reciente ajuste

Además, para el gremio, con el reciente ajuste la fórmula del precio de escasez emitido por la CREG a través de la Resolución 140 de 2017, los usuarios de energía del país estarán blindados frente al riesgo de un racionamiento durante los períodos críticos de sequía, ya que una vez queda corregido este precio, el sistema vuelve a su robustez inicial.

“Pero esto no se puede sacrificar, pensando en que la competitividad del país y de los industriales solo está determinada por los precios en las tarifas de energía. El precio de escasez no es el referente único que determina el alza o disminución en las tarifas de energía del país, plantear una reducción en dichas tarifas debe ser producto de un proceso sustentando con análisis serios y responsables”, señala Castañeda.

VANGUARDIA