Inició la temporada más anhelada por las familias cafeteras de Santander y el país: la cosecha. Durante septiembre y diciembre en la región se llevará a cabo la recolección de la cosecha cafetera, por lo cual los agricultores requieren una alta demanda de mano de obra para poder recolectar el grano.

En ese sentido, los cafeteros se encuentran en la búsqueda de más de 20 mil recolectores, tanto nacionales como ciudadanos venezolanos, que deseen trabajar durante el trimestre que resta del año.

Los recolectores serán contratados de forma inmediata y recibirán el pago de acuerdo con la cantidad de kilos de café que recolecten, precio que varía según la finca y municipio. Adicional a esto, podrán tener derecho a hospedaje y comida durante el tiempo de recolección de la cosecha.

Así las cosas, quienes se encuentren en búsqueda de empleo y deseen trabajar en este oficio pueden acercarse a las principales fincas productoras de café, ubicadas en el municipio de El Socorro.

En esta región, según el Comité de Cafeteros de Santander, hay más de 53 mil hectáreas de café cultivadas en 75 de los 87 municipios del departamento. Es decir, más de 32 mil familias cafeteras que generan más de 42.000 empleos directos en las zonas rurales.

“Las hectáreas sembradas en café representan el 23 % de la producción agrícola departamental, convirtiéndola en una de las actividades que más superficie utiliza, mayor mano de obra genera, y el producto con mayor exportación del sector agropecuario en el departamento y el segundo después de petróleo y combustibles”, explicó el Comité.

Los municipios donde más se cultiva el grano en este departamento son: Aratoca, Charalá, Confines, Curití, Guadalupe, Mogotes, Ocamonte, Oiba, Palmas del Socorro, Páramo, Pinchote, San Gil, Socorro y Valle de San José.

Ante el inicio de esta temporada, las autoridades de Santander realizaron un consejo de seguridad con los líderes del gremio cafetero, en el que ultimaron detalles para reforzar la seguridad en las zonas rurales de los municipios mediante el lanzamiento del plan ‘Unidos por la Cosecha’.

“Como recomendaciones especiales, está la identificación de los recolectores, cosecheros y andariegos que van a ayudar con la recolección de estos granos para evitar hechos que empañen la tranquilidad en el sector rural. Evitar realizar traslados con altas sumas de dinero sin el servicio de escolta policial, que es totalmente gratuito por parte de nuestra institución”, indicó el coronel Siervo Tulio Roa, comandante de la Quinta Brigada del Ejército.

Las fuertes precipitaciones también son un riesgo para los caficultores. Con base en los informes divulgados por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), sobre algunas poblaciones de Santander no parará de llover entre septiembre, octubre, noviembre y diciembre, cobijados por la segunda temporada y el fenómeno de La Niña.

Por ello, las autoridades piden que se tomen las medidas de precaución necesarias para evitar emergencias como consecuencia de este fenómeno natural.

“Hacemos un llamado a los señores alcaldes a dar estricto cumplimiento y estar muy atentos a activar los planes de gestión del riesgo municipales y la estrategia de respuesta a emergencias. Las lluvias aumentarán 60 % de su histórico, tenemos que estar siempre preparados ante cualquier emergencia”, señaló la Oficina de Gestión de Riesgo de Santander.

 

FUENTE REVISTA SEMANA

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here