Dos niños murieron ahogados en Girón, Santander, tras caer a un lago artificial en búsqueda de un balón que se les había caído.

Según el relato de las autoridades, los dos menores de edad estaban jugando en el barrio Dangond. El accidente inició con la caída de la pelota al agua y continuó con que uno de los niños se lanzó para recogerlo.

Al ver que se estaba ahogando, el niño que aún permanecía afuera del cuerpo de agua intentó ayudarlo a salir con ramas y estirándole la mano. Sin embargo, también terminó cayendo junto a él, con lo que finalmente ambos perdieron la conciencia y se ahogaron.

Según información preliminar, los niños compartían el parentesco de hermanos y tenían 13 y 15 años de edad. Al parecer, la profundidad del lago, los sedimentos y lodos que había en el interior hicieron que fuera más difícil flotar y mantenerse en la superficie.

“Dicen que los niños estaban jugando con la pelota y cayó hacia el lago, uno de ellos quiso agarrarla, el hermano por ayudarlo con una rama cayó igualmente y perdieron la vida. De pronto no sabían nadar, es un lugar bastante profundo, son 5 metros de profundidad, y era fango”, dijo el teniente Clemente Jaimes, subcomandante de bomberos de Floridablanca.

Los dos menores de edad fueron sacados del agua por un grupo de policías y bomberos que acudieron al lugar para hacer los levantamientos de cuerpos e iniciar las investigaciones correspondientes.

FUENTE EL COLOMBIANO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here