Avanzan los trabajos de construcción para la transformación de los espacios públicos de Bucaramanga, la calle de Los Estudiantes y la calle de Las Letras son dos de los proyectos que planificó la Alcaldía y que mantienen una inversión cercana a los $5 mil 14 millones.

Dichas vías, localizadas en el sector de Real de Minas y en las afueras de la Biblioteca Gabriel Turbay, antes eran usadas para el parqueo indebido de más de cinco mil automotores, en su mayoría motocicletas.

A inicios de 2017 la Alcaldía de Bucaramanga se trazó el objetivo de recuperar estos dos espacios públicos, para devolvérselos al transeúnte y potenciar las áreas comunes.

En febrero de ese mismo año el Municipio logró ‘despejar’ de vehículos la Calle de Los Estudiantes y ejecutó intervenciones del ya conocido urbanismo táctico. Dos meses más tarde, en abril, se hizo una gestión muy similar en la Calle de Las Letras.

Una vez recuperadas dichas vías y cedidas para el peatón, se hizo evidente una nueva problemática: la falta de iluminación en ambos sectores facilitaba la comisión de delitos y actos de vandalismo, como hurtos y consumo de drogas.

Beneficio para más de 30 mil personas

La Calle de Los Estudiantes se denominó así debido a la numerosa presencia de centros educativos que convergen en dicho punto de la Ciudadela Real de Minas.

Se calcula que en la actualidad más de 30 mil personas concurren a diario por tal vía, entre alumnos y maestros escolares y de educación superior.

De acuerdo con estudios realizados por la Alcaldía de Bucaramanga sobre tal situación, “la ausencia y deterioro del sistema de alumbrado en La Calle de los Estudiantes ocasiona alta inseguridad.

“Además, se presta para el consumo de alucinógenos, vandalismo, hurtos y demás actos delictivos que ponen en riesgo el bienestar de los estudiantes y docentes”, señaló el Municipio.

En dicho punto de la ciudad actualmente avanzan las obras de demolición de andenes y del pavimento. Allí se invertirán $3 mil 911 millones en varias adecuaciones.

De acuerdo con lo anunciado, se instalarán 114 luminarias led ahorradoras y de última generación, con diseños modernos usados en vías peatonales de ciudades desarrolladas. Todo el cableado será soterrado.

Se renovará el pavimento, aceras y bordillos por completo. Se adecuarán zonas verdes con prado japonés y con la siembra de 14 árboles.

El mobiliario que hizo parte del urbanismo táctico aplicado allí, se deterioró a los pocos meses de instalarse, en dos oportunidades. Por ello, ahora se instalarán objetos fabricados con materiales más duraderos.

Se ubicarán 40 bancas hechas en concreto, 15 basureros triples (para reciclaje) elaborados en acero y 33 parqueaderos para bicicletas del mismo material.

“Se trata de una iluminación arquitectónica y funcional. También se instalarán tres árboles lumínicos, para darle belleza a este sector de la ciudad, por donde caminan diariamente entre 30 mil y 40 mil estudiantes y profesores”, indicó Rafael Ortiz, asesor de la Oficina de Alumbrado Público de la Alcaldía de Bucaramanga.

Esperamos que sí mejore la seguridad”

Una vez recuperada, la comunidad percibió la deficiente iluminación que existía en La Calle de Las Letras, en donde los malhechores también hacían de las suyas.

“Como quedan cerca varios colegios, como la Escuela Normal, y ahí también está la Biblioteca Gabriel Turbay, varios estudiantes han sufrido robos. También hay mucho consumo de droga en ese punto de la ciudad. Esperamos que, además de embellecer la zona, el proyecto sí mejore la seguridad porque es una necesidad”, manifestó Clara García, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Antonia Santos.

Allí se instalarán 35 equipos de iluminación modernos. Se adecuará nuevo mobiliario público, zonas verdes y senderos para peatón.

Fuente: Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here