VIH/Sida en Santander ha aumentado un 25% en 2017

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Prevención del Sida, ayer las autoridades de la SSS, Secretaría de Salud de Santander, lideraron una Sala Situacional para analizar y evaluar el estado esta enfermedad.

“Nos reunimos por última vez en 2017 bajo la Agenda Metropolitana de Salud, no para conmemorar, sino para recordar que todos los días son clave para la prevención, pues el Sida nos ha dejado este año, hasta la semana epidemiológica 46, 525 casos y provocado 28 muertes, con una incidencia mayor en hombres que en mujeres”, aseguró Luis Alejandro Rivero Osorio, secretario de Salud departamental.

El funcionario hace énfasis en el uso del preservativo (condón) como medio de barrera muy útil y de fácil manejo para evitar el contagio, argumentando que el lema mundial para este año es ‘Elijo Cuidarme’ como motor para la prevención desde el autocuidado.

“Infortunadamente, las estadísticas nos dicen que el uso del condón se ha reducido, lo que ha impulsado a que la mayor cantidad de gente que se esté infectando sean jóvenes, especialmente entre los 15 y 25 años. Esto, tristemente, es tendencia en la región, en el país y el mundo”, dijo Patricia Caicedo Higuera, referente de derechos sexuales y reproductivos de la SSS.

Actualidad en Santander

En la SSS hacen claridad en que el Sida es una enfermedad que ya no es mortal, sino que se considera crónica, porque es controlable. Y pese a que el sistema de salud nacional ofrece todo para atenderla, dicen, la comunidad aún no muestra el interés que eso merece.

Mencionan esto para indicar que las cifras siguen en aumento, pues al analizar los registros hasta la semana epidemiológica No 46, entre 2016 y 2017, la cantidad de casos de VIH/Sida pasó de 417 el año anterior a 525 en la actualidad, lo que denota un aumento cercano al 25% en el número de casos (ver tabla).

De los resultados actuales, 422 casos corresponden a hombres y 103 a mujeres, 17 de las cuales se encontraron en estado de embarazo. Se concluyó, por otra parte, que el mecanismo de transmisión más frecuente sigue siendo el sexual.

Acciones de prevención

Los especialistas dicen que en Santander se hacen entre dos y tres cursos por año, de entrenamiento a personal médico, enfermeras y auxiliares, para ejercer asesoría en la prueba voluntaria de VIH y entrenamiento en la prueba rápida.

“En asocio con las diferentes secretarías de Salud municipales organizamos dos eventos mensuales enfocados en la prevención. Eso sumado a los modelos de atención de la enfermedad, es lo que nos da la ruta para enseñar al usuario cómo debemos prevenirla, pues es importante recordar que cada persona es responsable de su propio cuidado”, argumentó Javier Orejarena, director de Salud Pública de la SSS.

VANGUARDIA