Ya habían sellado centro estético donde fue operada mujer que murió, en Bucaramanga

De acuerdo con el director de Desarrollo, Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud de Santander, Luis Felipe Tarazona Velásquez, hace seis meses se realizó un procedimiento de sellamiento temporal total a un centro estético ubicado en la carrera 34 con 52 de Bucaramanga.

“En septiembre de 2022 se selló el lugar y se pasó el reporte del doctor ante el comité de ética médica, que son los encargados de vigilar y sancionar a los profesionales de la salud. No tenemos conocimiento si el comité tomó alguna decisión con respecto a este médico. En ese mismo punto, bajo otra razón social, el doctor volvió a abrir una institución”, comentó Tarazona.

El procedimiento se realizó por las irregularidades con las que funcionada esta institución ofreciendo servicios estéticos con alta complejidad sin contar con los permisos o conocimientos avalados para hacerlo.

Mismas irregularidades se habría cometido al momento de operar a Mariana Moncada, de 35 años, el miércoles 15 de marzo. La mujer hace un año se sometió a una operación estética del busto y, según familiares, tuvo que hacerse un ‘retoque’ de garantía.

Se conoció que el ‘retoque’ se trataba de un procedimiento correctivo de la primera cirugía, sin exámenes previos.

Por el momento se desconoce si el comité de ética médica ya había estudiado las denuncias contra el doctor, que no es cirujano plástico sino médico general, y el reporte que la Secretaría de Salud de Santander hizo contra el profesional hace seis meses.

El caso

Mariana Moncada vivía al norte de Bucaramanga y se desempeñaba como comerciante. A principios de 2022 decidió someterse a una cirugía estética en el busto y para el procedimiento confió en un doctor de una institución ubicada en Cabecera, en la carrera 34 con calle 52.

Un año después, tuvo que acceder a un procedimiento correctivo de la primera cirugía y el doctor le programó la operación para el pasado miércoles 15 de marzo a las 5:00 de la tarde.

De acuerdo con familiares de la mujer, dos horas después de iniciar la operación, Moncada comienza a convulsionar.

Al parecer en la institución no contaban con los aparatos necesarios para atender una emergencia. El esposo de la víctima relata que entró “a mirar qué pasaba y no había ningún equipo para ayudarla, convulsionó y convulsionó por 15 minutos”.

La mujer fue llevada a la Clínica Bucaramanga, en donde ingresó sin signos vitales, según el reporte de las autoridades.

Familiares de la víctima no han recibido una respuesta clara de lo ocurrido por parte del médico. De hecho, denuncian que previo a la cirugía no fue sometida a ningún tipo de examen médico para evaluar sus condiciones.

Moncada se convierte en la segunda víctima mortal de cirugías estéticas en lo que va del 2023 en Bucaramanga. Recordemos que en enero pasado, Karen Julieth Cárdenas Uribe, estudiante de psicología de la Universidad Pontificia Bolivariana, también perdió la vida en un procedimiento estético en la nariz.